Xirivella: las 6 razones para vivir en esta localidad valenciana

Asentarse en un lugar verde rodeado de naturaleza es el sueño de muchas personas, pero si la conexión a Internet no llega con fluidez es probable que no aguanten mucho en la zona. Por eso, lo más parecido que puedes encontrar en la Comunidad Valenciana es Xirivella, una localidad cuyo topónimo significa “bosquecillo”. Aquí, además de la perfecta conexión a la Red, una completa oferta de servicios convierten a esta ciudad un destino irrechazable. Descubre las seis razones de peso para vivir en Xirivella.

Autor: Daniel
Compartir
  • Oportunidades
  • 14 febrero, 2019

Asentarse en un lugar verde rodeado de naturaleza es el sueño de muchas personas, pero si la conexión a Internet no llega con fluidez es probable que no aguanten mucho en la zona. Por eso, lo más parecido que puedes encontrar en la Comunidad Valenciana es Xirivella, una localidad cuyo topónimo significa “bosquecillo”. Aquí, además de la perfecta conexión a la Red, una completa oferta de servicios convierten a esta ciudad un destino irrechazable. Descubre las seis razones de peso para vivir en Xirivella:

1. Población en aumento

Cada vez son más quienes deciden vivir en Xirivella. El crecimiento no cesa desde los años 50 del siglo XX y, según el último dato del Instituto Nacional de Estadística, el municipio cuenta con más de 30.000 habitantes. Que la población vaya en aumento es una señal de la buena economía del lugar, del bienestar de las personas en esta localidad y de la imparable expansión urbana de la comarca de la Huerta. Por supuesto, sin olvidar que el clima mediterráneo también favorece la calidad de vida.

2. Economía diversa y activa

Si quieres vivir en Xirivella, tienes muchas opciones a la hora de elegir el sector en el que deseas trabajar. Aunque más de la mitad de los empleos corresponden al sector servicios, la industria también está presente en tres polígonos. Construcción y agricultura completan la oferta de empleo y, además, un centro comercial de 58.000 metros cuadrados siempre genera numerosas oportunidades laborales.

3. Buenas comunicaciones

Vivir en Xirivella no es sinónimo de aislamiento. Su buena comunicación tanto con Valencia capital como con otros puntos del país le dan un valor extra a quienes aquí residen. En coche propio se llega a Valencia en media hora por la A-3 y el transporte público pone a disposición una línea de cercanías y tres de autobuses. A Madrid se puede llegar en tren en la línea que pasa por Cuenca o por la autovía que une con Valencia.

4. Inversiones en infraestructuras

Hace apenas dos meses que se redujo el tráfico de los vehículos que cada día se incorporan a la A-3 y que provocaban retenciones. Según medios de comunicación locales, la inversión de 1,4 millones de euros ha servido para mejorar la seguridad vial, ahorrar entre diez y quince minutos de tiempo para las personas que a diario se desplazan a Valencia capital y dotar de accesibilidad la pasarela peatonal.

Los que apuestan por vivir en Xirivella disfrutarán en este año de un nuevo carril bici y zona de paseo en la unión de este municipio con su vecino Alaquà