Tendencias en decoración del hogar para este otoño/invierno 2017

Con la llegada del otoño llegan nuevos retos e ilusiones. Un momento ideal para renovar la decoración de nuestro hogar y darle un nuevo aire, más acorde con la nueva estación del año. Tanto si estás pensando en cambiar la decoración de tu casa como si estás buscando…

Autor: Daniel
Compartir
  • 18 octubre, 2017

Con la llegada del otoño llegan nuevos retos e ilusiones. Un momento ideal para renovar la decoración de nuestro hogar y darle un nuevo aire, más acorde con la nueva estación del año. Tanto si estás pensando en cambiar la decoración de tu casa como si estás buscando pisos en venta de segunda mano en Alicante y quieres hacer algunos retoques antes de entrar a vivir, te encantará saber que la temporada otoño/invierno 2017 llega cargada de nuevas tendencias. A continuación, te mostramos algunas de las más llamativas.

Colores

Esta temporada las gamas de azules claros, grises brillantes y los tonos tierra llegan pisando fuerte. Además, se consolida uno de los colores que ya fue tendencia la temporada pasada: el tono vino o color marsala. Por supuesto, también se siguen llevando los tonos verdes, especialmente aquellos mezclados con azules y que evocan a las profundidades marinas, así como aquellos tonos más naturales que recuerdan a los exuberantes bosques de esta época.

En cuanto a las combinaciones, la tendencia de los binomios blanco-negro y rojo-negro está dando paso de manera progresiva a decoraciones con tres colores. Por ejemplo, un tono de verde y dos de azul, evocando a la naturaleza, pero manteniendo un equilibrio para que el ambiente sea cálido y elegante. Pero también encontramos combinaciones con un tono marrón claro, un tono gris y un color más vivo, como el marsala, el granate o el burdeos, para los detalles pequeños. Y, por supuesto, el blanco sigue siendo uno de los preferidos para paredes, grandes muebles y textiles, aportando luminosidad y amplitud al espacio.

Papel pintado

El papel pintado volvió hace unos años al mundo de la decoración y parece que ha llegado dispuesto a quedarse por mucho tiempo. Los que más se llevan son aquellos que imitan a las baldosas hidráulicas, con combinaciones de todo tipo. Pero también son tendencia los papeles pintados con texturas, como los que imitan a la piel de los animales, la madera envejecida o el metal. Lo bueno es que el papel pintado es fácil de cambiar si nos cansamos y, por muy poco dinero, podemos dar un aire nuevo a nuestro salón o a los dormitorios.

Materiales

La madera se convierte este año en la protagonista de los materiales de decoración. Un material que aporta una gran calidez al hogar, por lo que es ideal para hacer nuestra casa más acogedora en esta época del año. Pero además, es un material muy resistente y muy versátil que puede combinarse con todo tipo de colores, muy apropiado para la línea de evocación de la naturaleza de la que hablábamos antes. No obstante, además de la madera natural, también podemos encontrarla con un acabado envejecido o en tonos grisáceos.

Por otro lado, el acero y el cristal también continúan siendo tendencia, sobre todo, en los muebles y en las sillas. Por su parte, el granito resulta ideal para combinar con los elementos grises. Para los suelos, lo que más se está llevando es la piedra, en tonos grises y marrones. Y para las tapicerías, volvemos a recuperar el terciopelo, con el que podemos recubrir cojines, sofás y cabeceros de camas. Un material que invita al descanso y que podemos encontrar en una gran variedad de colores. Aunque el crochet y la lana gruesa también van haciéndose un hueco poco a poco.

Detalles decorativos

Los detalles vintage siguen siendo tendencia, incluyéndose elementos decorativos como candelabros, teléfonos, vajillas, etc. Elementos que se mezclan con tonos naturales y de estilo étnico, como las composiciones naturales verticales o los cuadros de plantas. Pero también se llevan los conjuntos geométricos en todo tipo de elementos.

Por otro lado, cada vez es más frecuente encontrar jardines verticales, minijardines, macetas o huertos urbanos en el interior de las casas. Muy en la línea con las tendencias naturales que estamos viendo. Se trata de una vuelta a la ecología y a la naturaleza, a querer disfrutar de un trocito de ella en nuestro hogar.