EUROVAL prevé en 2020 que siga creciendo el mercado de la vivienda en la Comunidad Valenciana, aunque a menor ritmo

En 2020 el mercado de la vivienda mantendrá la tendencia positiva del año que ha pasado, pero los crecimientos no tendrán tanta fuerza como en los últimos cinco años. Así lo explica un informe hecho público por la…

Autor: avanza
Compartir
  • Avanza
  • 11 febrero, 2020

En 2020 el mercado de la vivienda mantendrá la tendencia positiva del año que ha pasado, pero los crecimientos no tendrán tanta fuerza como en los últimos cinco años. Así lo explica un informe hecho público por la Sociedad de Tasación y Valoración Euroval. Según los datos de su observatorio inmobiliario, la previsión es que en los próximos 12 meses el crecimiento y la recuperación del sector, que viene experimentándose desde 2014, se ralentice.

El informe del observatorio Euroval también subraya que, ante esta situación, se ven obligados a corregir a la baja las previsiones para este año, muy especialmente en lo que a precios de la vivienda nueva y a las transacciones de vivienda usada se refiere. Según esta sociedad de Tasación y Valoración, también persistirán las diferencias en precios y transacciones, así como la localización específica de la promoción de vivienda en zonas concretas y el problema de los alquileres tendrá especial incidencia en las principales ciudades, extendiéndose de las zonas más céntricas a las periféricas. Estos datos invitan a reflexionar sobre estas perspectivas y la necesidad de que las políticas de vivienda tengan en cuenta los fenómenos de localización y medidas genéricas como el control de alquileres para conseguir los efectos deseados.

Las diferencias de precios mínimos y máximos más frecuentes en las viviendas son una de las comparaciones que más llama la atención, según Euroval. Esta comparativa se calcula a partir de una muestra de 200.000 viviendas en la Comunidad Valenciana. Para las tres capitales de provincia, hasta los 120.000 euros de valor, se encuentra el 50% de viviendas de la muestra en Valencia; el 43% en Alicante y casi un 60% en Castellón. Datos que demuestran diferencias sustanciales en cuanto al porcentaje de viviendas relativamente baratas en las tres capitales de provincia, siendo Alicante donde hay menos vivienda de bajo precio.

En el caso de las viviendas más caras, el tramo a partir de 300.000 euros, en Valencia encontramos el 10%, y en Alicante el 4%. En el caso de Castellón este precio es residual en la muestra. El tramo más alto en esta ciudad agrupa el 1% de las viviendas, pero no llega a esos 300.000 euros. Valencia tiene así un porcentaje relativamente alto de vivienda barata y también supera a las otras dos capitales valencianas en viviendas caras. Las diferencias de transacciones y precios son llamativas y reflejan que el encarecimiento de la vivienda hasta determinados niveles de precios lejos de ser general es localizado.

Escasas transacciones y precios altos en la vivienda nueva

Euroval también destaca la diferencia entre vivienda nueva y usada. Según su previsión, en 2020 las transacciones de vivienda nueva no pasarán de 8.000 en toda la Comunidad Valenciana, pero los precios podrían rebasar la media de los 200.000 euros para estas viviendas. Se mantiene así la tendencia de escasas transacciones y precios altos. A pesar de estos datos, la repercusión en el mercado total no será tanta, ya que las transacciones de vivienda usada podrían acercarse a 90.000 y a un precio medio de 112.000, mientras que la nueva seguirá representando apenas el 10% del total de operaciones de compraventa.

Aunque todavía no se dispone de datos ciertos para 2019, Euroval subraya que en la Comunidad Valenciana se cerrará el ejercicio con un precio medio de la vivienda en torno los 1.219 euros por metro cuadrado. El más alto de 1.306 euros por metro cuadrado en Alicante, 1.174 en Valencia y 1.072 en Castellón, con una variación subida media en cinco años del 8,6% para el total de la Comunidad, 10’1% en la provincia de Valencia y un 2% en Castellón.