2020 edificios de obra nueva con consumo energético casi nulo: así construimos en Avanza Urbana

En Avanza Urbana somos muy conscientes de la importancia de la eficiencia energética en la construcción de nuestros edificios.

Autor: Daniel
Compartir
  • Avanza
  • 26 agosto, 2019

Actualmente, el 40% del consumo total de energía en la Unión corresponde a los edificios. El sector se encuentra en fase de expansión, lo que hará aumentar el consumo de energía. Por ello, la reducción del consumo de energía y el uso de energía procedente de fuentes renovables en el sector de la edificación constituyen una parte importante de las medidas necesarias para reducir la dependencia energética de la Unión y las emisiones de gases de efecto invernadero. 

Tal y como dice la Directiva eficiencia energética edificios, los Estados miembros se asegurarán de que como muy tarde el 31 de diciembre de 2020, todos los edificios nuevos sean edificios de consumo de energía casi nulo. En Avanza Urbana somos muy conscientes de la importancia de la eficiencia energética en la construcción de nuestros edificios.

Por eso a continuación te explicamos los aspectos y elementos que tenemos en cuenta en la construcción de nuestros edificios para conseguir una óptima eficiencia energética.

PARA OPTIMIZAR LA DEMANDA ENERGÉTICA

Mejoramos la envolvente.

El aislante colocado en el exterior de la fachada “envuelve” y protege la totalidad de la masa de los cerramientos de una forma continua y homogénea.

Mejoramos la carpintería exterior y los vidrios.

Unas ventanas adecuadas reducen las pérdidas energéticas de la casa hasta en un 60%, lo que permitirá ahorrar un 40% en la calefacción y climatización. Para conseguir el máximo ahorro energético es importante elegir bien los tipos de cristales para ventanas. Para el marco de la ventana puedes decidir entre perfiles de aluminio o perfiles de PVC. Sin embargo, la elección del cristal es determinante para que la ventana tenga el máximo aislamiento posible.

Hay varios tipos de cristales para ventanas. Los cristales más habituales son de doble acristalamiento: dos o más hojas de cristal separadas por una cámara de aire deshidratado o de algún tipo de gas.

Como regla general la eficiencia energética del cristal viene dad por el grosor del vidrio (mayor aislamiento a mayor espesor de los cristales) y del espacio entre ellos.

Los vidrios de doble acristalamiento pueden ser de varios tipos:

Básico: Aislamiento simple. Si le diese mucho el sol, sería necesario oscurecer la ventana mediante un toldo o una persiana para evitar la entrada del calor en la vivienda. Suele ser el vidrio más común para ventanas de bajo aislamiento térmico. 

Bajo emisivo (Be): Evita que salga el frío y el calor con un aislamiento de hasta tres veces mayor que el cristal básico. Contribuye a reducir notablemente los niveles de condensación. Es recomendable para ventanas con orientación norte.

Si se colocara este tipo de vidrio para una ventana con orientación sur, es posible que crease el efecto invernadero en la habitación. Es decir, pese a que es mayor aislante que el vidrio simple, no impide la entrada del calor. Por lo que, el calor entraría en la vivienda, pero no dejaría que saliese. Para estos casos, lo más idóneo son los cristales bajo emisivo con control solar.

Bajo emisivo con control solar (Be +Cs): Además de las ventajas del cristal bajo emisivo, éste ofrece una reducción de rayos ultravioletas, disminuyendo el calor que entra en la vivienda. Es recomendable para climas calurosos o en ventanas donde su orientación sea hacia el sol: este, sur, oeste.

Por medio de la microventilación: Tiene la función de permitir una lenta y constante circulación de aire, gracias a la separación entre 4 y 5 milímetros aproximadamente en todo el perímetro entre la hoja activa y el marco de la ventana. El sistema de microventilación es un dispositivo integrado en el herraje perimetral de las ventanas, que permite colocar la hoja activada la ventana en una posición de aireación fija y controlada de la estancia y que a su vez cumple con los caudales de ventilación mínimos exigidos por el CTE.

PARA OPTIMIZAR LA ILUMINACIÓN

Para optimizar las instalaciones de iluminación optamos por un sistema de encendido y apagado por sistema de detección de presencia temporizado o pulsador temporizado, para zonas de uso espontáneo tanto en las viviendas como en las zonas comunes del edificio. Mediante sistemas de regulación y control: Sistema de encendido y apagado por detección de presencia temporizado para zonas de uso esporádico. Iluminación LED

PARA EL SISTEMA DE AGUA CALIENTE SANITARIA

Producción de agua caliente sanitaria de ACS mediante sistema de aerotermia individual en cada vivienda. La aerotermia es una tecnología limpia que extrae la energía del aire y la transfiere al agua caliente mediante bomba de calor. Con este sistema podemos disponer de agua caliente sanitaria durante todo el año sin necesidad de equipos de apoyo.